Sexo duradero: 7 formas de hacer tus encuentros más largos

En ocasiones, se nos dificulta tanto a hombres como mujeres equilibrar la habilidad sexual con la resistencia sexual. Aunque, a veces el sexo rudo y rápido es increíble, también secretamente deseamos un sexo duradero.

El tiempo promedio de una relación sexual es de 5 minutos. Y aunque para muchos sea difícil de admitir, los estudios científicos los desmentirían. Lovehoney una empresa dedicada al ramo de juguetes sexuales, publicó recientemente una encuesta de resultados asombrosos.

“Una sesión promedio de sexo tarda 10 minutos, pero puede prolongarse hasta casi 20 si se usaron juegos preliminares inicialmente”

Sin embargo, la buena noticia es que podemos emplear algunos trucos para tener un sexo duradero y hacer felices a nuestro chico ¡y a nosotras mismas!

1. Elige condones gruesos
Obviamente el sexo seguro no es una elección, pero el tipo de condón que eliges si puede marcar la diferencia en el sexo. Debes optar por una marca que se adapte perfectamente a él, pues corres el riesgo que de que se resbale. Al elegir un tipo de látex grueso, las sensaciones se reducen un poco y el sexo puede durar más.
2. Masturbación antes de penetración
Hacer esta práctica, disminuye las probabilidades de un sexo ‘de golpe’. Aunque también, contribuye a veces a que perdamos un poco el interés sexual de inmediato, despertar la libido con juegos lentos será propicio. De esta forma, tu chico estará en poco tiempo listo para seguir la función.
3. Apretar la base del pene
Puedes hacerlo con tu mano o usando un anillo en la base del pene. Esta práctica, le impedirá eyacular. Imagina como doblas una manguera por la mitad para detener el flujo de agua, pero definitivamente no dobles su pene por la mitad ¡nunca! Sólo dale un agarre firme.
4. No tardes mucho en empezar de nuevo
Las terapeutas sexuales, indican que luego de culminar un ‘primer round’ de sexo, no tardes mucho en empezar de nuevo. Aunque, no es un consejo válido para todos los chicos, algunos mantienen la erección un poco más luego de acabar. Y muchos de ellos, experimentan menos sensibilidad durante la segunda erección.

Sé creativa e innovadora y conseguirás un sexo duradero

La creatividad y el salir de la rutina son claves para un sexo duradero. La famosa sexóloga clínica y presentadora de televisión Alessandra Rampolla, indica que:

“Cuanto más incómodo y desconocido, mejor”

5. Adiós a la rutina
Prueba con juguetes sexuales, nuevas sensaciones o lugares. En definitiva, algo, nuevo y fuera de lo común en la cama. Ya que, por lo general, cuando hemos estado con el mismo compañero durante un tiempo, sus posiciones sexuales de rutina lo pueden hacer acabar rápido. Es entonces, cuando nuevas posiciones y sensaciones lo distraerán y harán que dure más.
6. ¡Detenlo cuando esté a punto!
Cuando tu chico esté a punto de llegar al orgasmo, haz que se detenga y espera un minuto antes de volver a él. Todo el mundo tiene un punto de orgasmo sin retorno, una “inevitabilidad de la eyaculación”. Así que, entrena su cuerpo para retrasar ese punto y así pueda pasar más tiempo en el sexo duradero.
7. Intenta posiciones perpendiculares
Esto con el fin de evitar, aquellas áreas donde el pene es más sensible. Por ejemplo, la parte inferior del glande, donde existen cientos de terminaciones nerviosas. Las posiciones sexuales tipo ‘cuchara’ o aquellas en donde ambos estén cara uno al otro son ideales.

Sé atrevida en la cama con estos sencillos consejos

Los hombres piensan que las mujeres son el “sexo débil”, y ese “débil” es muy particular, puesto que aplica hasta en la hora de tener relaciones sexuales y la sociedad ayuda con cosas como: “la mujer propone y el hombre dispone”, pero lo cierto es que en ningún aspecto de la vida se puede dar por sentado que uno es más que otro, ya que depende de muchos factores, entre los que se incluyen aspectos mentales que son decisivos y crean un ambiente de reflexión.

El tema de sexualidad, brinda ventajas que a veces son imperceptibles, como que a la hora de estar en la cama, ambos pueden hacer lo mismo, ganar el placer de diferentes formas, pero al fin de cuentas placer, en resumen, es una de las prácticas que menos discriminan, y las mujeres deben aprovechar esos espacios, pero, ¿Cómo ser más atrevida?

Cuando mencionamos la palabra atrevida, no la relacionamos en ningún momento con actitudes como la falta de protección o la promiscuidad, sino más bien de liberación frente a temas sexuales que se vuelven sumamente comunes con el paso del tiempo y que en efecto hacen de cualquier tipo de encuentro, un momento de esparcimiento sin tapujos ni prejuicios de ningún tipo.

Tu fantasía: Los sexólogos dicen que todos los humanos tenemos algún tipo de fantasía sexual que de una u otra forma queremos que se cumpla, pues bien, llegó la hora: accede a practicarla, coméntale a tu pareja lo que quieres hacer y planeen una estrategia para hacerla de forma segura y donde los dos se vean involucrados. Cuando la hayas cumplido, renueva tu “catálogo” de fantasías para que la emoción nunca termine.

¿Siempre es en el mismo sitio?: A veces se pierde el deseo sexual, porque ya se sabe lo que va a pasar: nos encontramos, le digo esto, me dice aquello, consumamos, terminaos y listo… todo se convierte en una rutina. Para que seas atrevida, a partir de ahora, haz por lo menos cada 2 meses una salida a algún hotel que ofrezca planes para parejas, ello creará expectativa en ambos y aumentará el deseo por la relación. De igual forma estarás cultivando lo novedoso como parte activa (más no rutinaria) de tú relación.

El trabajo se queda en la oficina: Olvídate de la discusión que tuviste con tu jefe o aquella tipilla que te cae como patada en el estómago, trata en lo posible de no llevar el trabajo a casa, deja los documentos, e informes para tú horario de trabajo y concéntrate a lo que vas. Colócate aquel vestidillo que tanto te hace sentir bien y tira algunas rosas… mañana será otro día para lo demás.

Primero tú: Si hasta ahora estabas a merced de tu pareja al mejor estilo de 50 Sombras de Grey, pues es hora de que tomes el control de la situación, proponle tenerla, busca espacios propicios, hazle un mensaje, juega con él, menciónale lo importante que es para ti y ayúdate de una copilla de vino.

Los retos: Si no tienes dinero para salir a algún sitio especial, no importa, sé coqueta con él y trata de darle lo que quiere, cuidando de que también te satisfagas. Por ejemplo, pídele que adivine en qué lugar de tu cuerpo tienes el ultimo pétalo de la margarita que había en la puerta o rétalo a que te dé el postre con su boca, ello crea sensualidad y regocijo.

Trata de ser amante de lo novedoso y sobre todo consulta con un especialista cuando veas que tus esfuerzos no rinden frutos y gestiónalo a él también para que se evalúen y lleguen a conclusiones que les permita resolverlo todo de la mejor manera.