¿Cómo saber si es el amor de tu vida?

Sin importar si llevamos un mes, un año o un par de años con nuestra pareja, en algún momento de nuestras vidas llega el momento de preguntarnos a nosotros mismos: ¿será el amor de mi vida?, y la respuesta debe estar basada en esas señales que a veces obviamos pero que podrían explicarnos la estabilidad de una relación cuando de futuro se trata. Hoy en Deseo Sexual queremos hacerte saber esas “señales” que te darían una posible respuesta.

“El amor de nuestra vida”, es como la frase más constante en las parejas: la dicen los pequeños, los jóvenes, los adultos y es un concepto que se ha difundido alrededor del mundo tanto, que parece haber perdido su sentido, pues la sola frase implica muchos detalles que se deben tratar con seriedad, más sin embargo de ello nos encargaremos después, hoy solo hablaremos de esas señales que nos hacen pensar que nuestro porvenir está asegurado al lado de alguien, al menos de forma sentimental.

Ya no piensas en tu ex: Si te has olvidado de tu ultima pareja casi que por completo, puedes tener la confianza de que esta nueva persona ha podido despertar mucho más en ti, que lo que habían logrado los anteriores. Cuando eliminamos las comparaciones de nuestra vida, y nos vamos por un sendero completamente ceñido a lo que vivimos, sin recurrir a los puntos de análisis entre diferentes relaciones hallamos un sentido más maduro de lo que estamos viviendo, lo que quiere decir que hemos encontrado una estabilidad que nos ha satisfecho en casi todos los aspectos.

El silencio es bueno: Es normal que cuando iniciamos una relación la plática abunde siempre, pues en teoría estamos conociendo al otro y deseamos obtener toda la información posible, para estar al tanto de su personalidad, su vida y en si cada aspecto del mundo que ha construido. Lo importante es que llega un día donde están recostados en la cama, el acariciando tu cabello o tú su rostro y entonces no necesitan de nada más para sentirse complacidos, si es así, existe un avance completamente positivo, pues es la mejor señal de que se ha cruzado de forma correcta, por la etapa de la afirmación de la pareja, ahora es natural que hayan momentos de silencio.

No hay celos: Tú puedes confiar plenamente en que te dijo la verdad cuando te mencionó que iba a una reunión de trabajo y él solo te desea buena suerte cuando le dices que tienes una reunión de chicas. En pocas palabras: ya no hay un temor de olvido ni de infidelidad. Y no es un desapego o un interés de ningún tipo, es más bien una razón para sonreír y para sentirte tranquilo, pues sabes que sin importar dónde o con quien, tu pareja te respetará y hará respetar lo que ambos han construido, lo que a su vez se traduce en una comunicación y confianza totalmente responsables.

Te da prioridad: Sabe que sus amigas son importantes, pero que contigo tiene algo más íntimo que requiere de atención completa, de amor, de responsabilidad, de tiempo y espacios de apoyo sincero. Te acompaña a donde lo necesites, te asiste, hace cosas por ti que no haría por nadie más y solo quiere que la relación se vuelva más fuerte con el pasar de los días.

Y finalmente te protege: Si es el posible amor de tu vida, te querrá proteger de todos los peligros, te llevará al médico cuando te sientas mal, te preguntará en las noches como estuvo tu día o te visitará en tu casa más de lo normal. Tratará de llevársela bien con tus padres y familia. Querrá hacer parte de tus fiestas y reuniones con amigos, pero aun así, siempre respetará tus espacios.

Pasos para conseguir pareja

Para muchas personas se convierte en un problema el hecho de no encontrar pareja en ningún lado: ven que sus hermanas y hermanos tienen novios de paso, sus mejores amigos o amigas ya han encontrado al amor de su vida, sus padres se conocieron mucho antes de la edad que ya se tiene y entonces comienza la serie de preguntas: ¿seré tan poco atractiv@ para que nadie se fije en mí?, ¿será mis aspecto físico?, ¿será que estoy pidiendo demasiado?, ¿me quedaré en soledad toda mi vida? y lo cierto es que hay muchas cosas que influyen en eso, por ese motivo traemos esta colección de consejos que te pueden ayudar.

Hace algunos días escuché a un amigo que decía: “no he conseguido a nadie, jamás he tenido una pareja, por el simple motivo de que soy muy complicado, no tengo una vida normal y soy muy difícil de aceptar”, bueno, la verdad es que el chiquillo era completamente corriente, vestía como los demás y tenía las mismas posibilidades que todos, así que en mi concepto el problema no estaba allí, sino en su falta se socialismo.

Y eso último es nuestro primer punto, socializar: si te quedas en casa pensando en quien te quiere y en quien no, déjame decirte que jamás encontrarás a nadie, no por el hecho de deshojar margaritas con el “si me quiere, no me quiere”, vas a encontrar a alguien. Por lo cual debes salir un poco, visitar por ejemplo un bar donde abundan las personas sin compromisos, aquellos que se sientan en las barras y piden un par de tragos con melancolía y luego se van sin más. Acércate un poco y entabla una patica con sutilidad, intenta conocer a esa otra persona, y quizás no encuentres exactamente un posible candidato a “pareja”, pero talvez encuentres a un amigo que comparta tu problema.

Los amigos del novio de tu mejor amiga: O en caso contrario si eres hombre. Pídele que los invite a una reunión en tu casa cierto día y que lleve un par de los amigos de su novio, así tendrás la oportunidad de conocer gente de tu edad y contarás con un par de buenas opciones. Lo primero que debes saber de ellos es que siempre hay un idiota que solo querrá coquetearte como lo hace con las demás (aplica también desde el otro bando), en el otro puedes encontrar dos cosas: que ya tenga pareja, o que en realidad quiera platicar un rato contigo.

Una sonrisa: Independientemente de si eres hombre o mujer, debes tener por seguro que una sonrisa será tu mejor arma a la hora de conquistar. Ya sabemos que los demás aspectos físicos son muy importantes y por instinto los tenemos siempre presentes, el tema radica en que la forma de sonreír dice mucho de ti: la ternura, la sinceridad, el optimismo, y esta no debe ser fingida jamás, así que si de pronto alguien dice algo gracioso y entras en un ataque de risa sin control, hazlo con toda confianza, de seguro eso le agradará al otro.

¿Conseguiste una cita? ¡Prepárate!: Bueno, al fin. Olvídate de las decepciones amorosas del pasado y de los fracasos en tus anteriores citas, en esta lo único que tienes que hacer es parecer normal: ve al closet y consigue una vestimenta adecuada, por ejemplo si vas al cine, no lleves traje (hombres) o un vestido de seda (mujeres), trata de que los zapatos combinen, y no vayas a comprar absolutamente nada pues te dará la tentación de aparentar más de lo que eres, lo que en definitiva será completamente fatal. Lleva una loción para el cuerpo suave, que no sea invasiva ni toxica, habla con cordialidad y amabilidad y trata de disfrutarlo todo, solo confía en ti.